Para garantizar una protección adecuada contra los riesgos que los trabajadores están expuestos diariamente en sus rutinas laborales, los Elementos de Protección Personal (EPP) deberán estar fabricados de manera que el usuario pueda realizar normalmente su actividad de manera que no ocasionen daños durante su uso.

Para evitar que el trabajador afecte, a causa de un accidente, sus conocimientos y sus condiciones físicas que son el único e irremplazable capital que tienen, a los EPP certificados se le realizan una serie de ensayos muy estrictos que aseguran una óptima protección. Además, el organismo certificador debe auditar los sistemas productivos del fabricante periódicamente para verificar que todas las partidas se fabriquen con el mismo estándar de calidad

La SECRETARIA DE INDUSTRIA, COMERCIO y MINERIA resuelve que es necesario que los EPP como, por ejemplo:

  • Equipos destinados a la protección auditiva;
  • Equipos destinados a la protección ocular;
  • Equipos de protección de la cabeza;
  • Indumentaria de protección, etc.;

Garanticen a los trabajadores de cualquier proceso productivo o de servicios la seguridad en la utilización de equipos, medios y elementos de protección personal conducentes a reducir la siniestralidad laboral, bajo condiciones previsibles y normales de uso.