La resolución 1640/12 tiene como principal objetivo la absoluta prohibición de fabricación, ensamble, comercialización e importación de equipos acondicionadores de aire de uso doméstico que requieran para su funcionamiento la sustancia clorodifluormetano, HCFC-22, número CAS 75-45-6, por considerarse internacionalmente una sustancia agotadora de la capa de ozono. También deja terminantemente prohibida la venta o cesión de esta sustancia.

Para dar constancia de la carencia de esta sustancia en los equipos acondicionadores de aire que se importan, se debe tramitar una Licencia de Importación ante la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. La misma una vez emitida tendrá una validez de 40 días para realizar la importación.

Para la gestión de este trámite es importante contar con la garantía del fabricante de que la sustancia clorodifluormetano no ha sido utilizada en la composición del gas que posee el equipo.